El sistema ha sido diseñado, fabricado y testeado y ha dejado la planta del fabricante en condiciones, según los estándares técnicos de seguridad y calidad.

Para mantener esta condición y asegurar un funcionamiento seguro y sin fallos, el usuario debe leer todas las instrucciones y las advertencias dadas en por Macsha.

Las normas de seguridad nacionales y locales aplicables en el sitio donde se operan los sistemas deberán ser siempre tenidas en cuenta para prevención de accidentes y para una operación segura.